Dragon Ball Z Tenkaichi- Tag Team, parte 3

Posted by

1era parte : http://www.ejuegosdesonic.com/2017/11/dragon-ball-z-tenkaichi-tag-team/

2nda parte : http://www.ejuegosdesonic.com/2018/01/sobre-dragon-ball-z-tenkaichi-tag-team/

En Dragon Ball Z Tenkaichi: Tag Team serán hasta 4 los jugadores simultáneos en un mismo combate, pudiendo elegir si algún miembro será controlado por la CPU y en qué dificultad, si los equipos son de 2 o en cambio uno en solitario se enfrentará a 3 rivales, o incluso dejar que sea el azar quien decida la composición de los equipos. Así podremos demostrar a nuestros amigos que somos el mejor guerrero del universo. Lástima que sólo admita modo ad-hoc, ya que el online le habría venido muy bien, pero desgraciadamente esto ya es habitual en los juegos de PSP.

Los modos de juego en Dragon Ball Z Tenkaichi : Tag Team

Además de estos modos, desde el menú podremos acceder a la Selección de Batalla, donde se nos desplegarán dos opciones distintas :

Por una parte, el clásico modo Supervivencia, en el que podremos comprobar cuánto somos capaces de sobrevivir ante oleadas de enemigos, así como ver nuestros avances (personaje con el que más hemos aguantado, a cuántos enemigos hemos vencido, con qué puntuación) en la clasificación.

La otra posibilidad es la denominada Batalla 100, donde lucharemos contra parejas de luchadores con cierta coherencia argumental (por ejemplo, el grupo “El padre e hijo más fuertes del universo 1” está compuesto por Goku y el pequeño Gohan), a las que nos iremos enfrentando, bien en solitario con otro personaje controlado por la CPU, en un grado de dificultad creciente pudiendo elegir a quién enfrentarnos.

Y si alguno de estos combates se nos atraganta, siempre podremos acceder al modo Entrenamiento, donde practicar las técnicas del personaje a nuestra elección y llegar a ser un verdadero maestro.

Pero, ¿cuáles serán los personajes que podremos elegir para los distintos modos que hemos descrito? ¿Es la plantilla de luchadores tan amplia como la vista en Tenkaichi 3, el máximo exponente en este aspecto? La respuesta, desgraciadamente, es negativa. El hecho de abarcar sólo la serie Z ya es bastante limitadora, pues por ejemplo no veremos a Tao Pai Pai, Mutenroshi, Pam o las cuartas fases de saiyans de Goku o Vegeta.

Con ello, el número total de luchadores se eleva a 70, pero no son 70 personajes en el sentido estricto de la palabra, pues en este total se incluyen las distintas transformaciones de los mismos (así tendremos la posibilidad de controlar todas las formas de Célula, desde la menos a la más perfecta, así como cambiar de una a otra en pleno combate). Dicho esto, el plantel se vería reducido a 47. Extenso, sí, pero en comparación con otros juegos del género; ya que si esta comparativa la realizamos con Budokai Tenkaichi 3 (que ha incluido el plantel más amplio hasta le fecha de un juego de Dragon Ball: 114 formas), queda algo recortada.

Otro aspecto que es incluso más exiguo es el de la variedad de mapas, encontrándonos un número muy reducido de los mismos y apenas novedades, pues ya los habremos visto en juegos anteriores de la saga Tenkaichi; así, no faltarán el tradicional yermo, o la ciudad, la aldea namekiana…

¿Y qué sería de un juego de Dragon Ball sin los característicos minijuegos de carga de fase? En esta entrega no podía faltar, y en él controlaremos a un Gohan adolescente con un plato en las manos que se moverá de un lado a otro de la pantalla para recoger las semillas que caen de las copas de los árboles. Cada una tendrá un color diferente, lo cual nos reportará puntos D, al igual que los combates ganados según cómo lo hagamos, los cuales serán canjeables en la tienda del modo Personalizar, donde adquirir mejoras de combate mediante habilidades u objetos para aplicárselos a los luchadores y crear nuestro guerrero característico.

dragon4

Gráficos de Dragon Ball Z Tenkaichi

Esta faceta del juego nos deja un cierto sabor agridulce. Por una parte, el modelado de los personajes en los combates es notable, con un acabado cell-shading habitual en la saga que produce resultados más que satisfactorios, luciendo con un nivel de detalle considerable. Además, las explosiones, humaredas, impactos, ondas vitales y demás, aunque en ocasiones atraviesen el escenario de forma poco creíble, contribuyen a aumentar la épica de los combates.

Pero como se ha dicho, no todo luce con la misma calidad. Éste es el caso de los escenarios que, aunque muy amplios, cuentan con texturas de peor calidad que la de los luchadores. También presentan esta tara los impactos de los luchadores contra el suelo o las paredes, así como las sombras de los personajes sobre el suelo (aunque en la práctica, lo último en lo que nos fijaremos será en la sombra proyectada en el suelo, ya que no tendremos casi respiro).

Los menús siguen la tónica de lo visto en otros juegos de Dragon Ball, con fondos protagonizados por los personajes de la serie e iconos muy coloridos, todos ellos en español. En este aspecto, no hay nada reprochable, ya que si algo funciona, ¿para qué cambiarlo?